Tendencias

¿Dónde hay pelo hay alegría?

por Carla (1 octubre 2009)

Cada vez hay más hombres interesados por el tema de la depilación. Muchos toman la decisión impulsados por sus respectivas parejas, pero también hay un porcentaje bastante alto que lo decide por sí mismos.

Algunos argumentan que es por comodidad, pero también hay los que lo justifican como una simple reivindicación estética. Y es que el dominio en el que el pelo es bien acogido se restringe progresivamente.

Métodos para deshacerse de él hay varios. Están los indoloros mediante cuchilla, crema depilatoria o simple recorte, pero el vello vuelve más fuerte y rebelde. Después, tenemos la cera. El sufrimiento aumenta proporcionalmente a la suavidad de la piel. Eso sí, aún con la ayuda de una crema inhibidora del crecimiento del vello, el efecto es temporal. Y por último, la joya de la corona. El calambrazo a cambio de la felicidad definitiva. Laser y bye bye a esos pelillos indiscretos.

Hasta aquí la Biblia pilosa, aunque siempre queda la opción de lucir el vello sin complejos y a mucha honra. Sobre gustos hay mucho escrito y hay a quien le encanta un hombre bien afelpado. ¿O no decían vuestras abuelas eso de “el hombre como el oso cuánto más peludo más hermoso”?

Y vosotr@s, ¿qué pensáis? ¿Depilación masculina sí o depilación masculina no? Y si sí, ¿cuál es el mejor método?

Comparte

Sobre la autora
Carla

CarlaSoy Carla de Privalia. Escribo en este blog desde 2015 y estoy aquí para hablaros de moda real, de trucazos para sacar partido a nuestro estilo y para ayudaros a cazar tendencias al mejor precio.

Deja tu comentario