Sorteos

Aventura en Costa Rica por Miguel Nonay (II)

por Carla (14 octubre 2009)

Costa Rica es también el Pacífico, por eso viajamos hasta Parrita donde, en un precioso hotel de bambú y a pocos metros del mar, conocimos las traicioneras aguas de este océano con atardeceres de ensueño y playas que parecen que nunca hubiesen sido pisadas por el ser humano.

Algo más hacia el sur, el Pacífico tranquiliza sus aguas, allá en Uvita, donde forma una curiosa península en forma de cola de ballena que, por efecto de la marea, queda cubierta en un curioso dibujo natural. Es época de ballenas así que hemos sido testigos de sus saltos y sus andanzas, desde el mar y desde el aire en ultraligero. Hemos visitado Isla del Caño, desierta, paradisíaca, donde los cangrejos ermitaños se mezclan con los lagartos y los sonidos de fondo de las ballenas jorobadas.

Conocimos el remoto sur de Península de Osa, donde el río Terralba (el más largo de Costa Rica) vierte sus aguas al Pacífico y donde los cocodrilos abundan por las orillas.
Tras cruzar el Cerro de la Muerte y disfrutar de las mejores vistas de Costa Rica, cabalgamos por cafetales y cañas de azúcar en Orosi de Cartago.

Con todo esto: vegetación, paisajes, clima tropical con temperaturas constantes todo el año, fauna, flora, etc, con lo que de verdad me quedo es con los costarricenses, ticos, como les gusta llamarse. Términos como generosidad, amabilidad o dulzura se quedan cortos para describir a estas gentes humildes y alegres que, con la honestidad que les da una sonrisa limpia y sin fingimiento, te lo dan todo. Todas las actividades que he podido realizar ( canopy, rafting, ultraligero o montar a caballo) han sido gracias a la ayuda prestada de una forma tan natural que apenas he sido consciente del esfuerzo que realizaban para cumplir mi empeño.

Esta es la pincelada que os dejo de la mayor aventura de mi historia, el viaje por un país al que quiero volver para quedarme, para ser un tico más, para disfrutar de las playas con su aroma a reggae y a pollo caribeño, con sus jugos de frutas que ni sabía que existían, con sus volcanes, con sus monos, con sus tortugas…. Pero, sobre todo con sus gentes, con los amigos y amigas que he dejado allí y que se han quedado con un trocito de mi corazón.
Gracias a todos por compartir conmigo esta aventura,
Miguel, www.asaltodemata.com

Comparte

Sobre la autora
Carla

CarlaSoy Carla de Privalia. Escribo en este blog desde 2015 y estoy aquí para hablaros de moda real, de trucazos para sacar partido a nuestro estilo y para ayudaros a cazar tendencias al mejor precio.

Deja tu comentario