Home & Decor Lifestyle Marcas

¿Cómo saber si toca cambiar el colchón?

por Carla (17 febrero 2017)

Al jersey le salen pelotillas, las suelas de los zapatos se despegan, los yogures llevan fecha de caducidad pero… ¿cómo sabes cuando tu colchón se te ha quedado anticuado y tienes que cambiarlo? Es inevitable que con el paso del tiempo los materiales se vayan desgastando, y más todavía con cosas que usamos todos los días, como es la cama.

Pikolin nos ha echado una mano con este tema, resolviendo todas nuestras dudas y dándonos algunos tips para saber si efectivamente nuestro colchón tiene las horas contadas.

¡Empezamos!

¿Cada cuánto tiempo se aconseja cambiar el colchón?

El plazo recomendado es de entre 8 y 10 años. Durante este periodo de tiempo, los componentes del colchón van perdiendo confort y efectividad para un buen descanso, pudiendo perjudicarlo. Recordad que girarlo y voltearlo cada tres meses ayudará a que tenga una vida útil máxima. Las bases del colchón también son indispensable. ¡Y no os olvidéis de la almohada! Nosotros recomendamos renovarla en no más de 2 años. 

¿Ese plazo es igual para cualquier colchón, sea cual sea el material?

Pikolin es una empresa puntera en calidad e I+D, por ello sus productos tienen una durabilidad destacable en todos los materiales. Por poner un ejemplo, la tecnología exclusiva de hilo continuo de Pikolin pone especial énfasis en que el colchón mantenga sus propiedades intactas durante toda su vida útil.

Si se hunde o hay bultos, ¿hay que cambiarlo antes?

Con un buen mantenimiento el desgaste es muy progresivo y no debería notarse. Si ha pasado el plazo de 10 años o has dejado de dormir bien deberías pensar en cambiar el colchón, sobre todo si te levantas con dolor de espalda y con la sensación de no haber descansado. 

Si mi estado de salud o peso ha cambiado, ¿también debería hacerlo mi colchón?

Cada caso es un mundo, y lo más recomendable sería que acudieras a tu médico para que te a aconseje qué tipo de colchón y/o almohada sería el ideal para tu fisiología, sobre todo en lo que se refiere a nivel de firmeza y adaptabilidad. En cualquier caso unas pautas sencillas. Para personas con un índice de masa corporal alto o una complexión fuerte se recomienda un buen soporte, firme. Y para todo el mundo, desde luego recomendamos que el colchón sea muy mullido, muy adaptable, esa prestación la aportan las capas de confort, y varían en función del presupuesto disponible, hay multitud de opciones diferentes.

Si cambio el colchón, ¿cambio el somier?

Sería lo más recomendable ya que ambos elementos; colchón y base, funcionan de manera conjunta para proporcionar un buen descanso. Si hay llegado el momento la mejor opción es un canapé abatible ya que nos permite guardar multitud de objetos en su interior sin necesitar un armario extra.

¡Y eso es todo! Esperamos que te haya servido de utilidad y todas tus dudas se hayan quedado resueltas. Os recordamos que ahora mismo podéis encontrar Pikolin Descanso en Privalia, con una gran selección de colchones y bases y almohadas al mejor precio. ¡Recordad que es por tiempo limitado!

Muchas gracias por leernos, ¡y feliz viernes!

Comparte

Sobre la autora
Carla

CarlaSoy Carla de Privalia. Escribo en este blog desde 2015 y estoy aquí para hablaros de moda real, de trucazos para sacar partido a nuestro estilo y para ayudaros a cazar tendencias al mejor precio.

Deja tu comentario