Privalia

Paul Frank, conectados con el mundo

por Carla (9 junio 2009)

Cada vez más, os descubrimos como algunas de las marcas más populares tienen sus orígenes en ideas potentes de pequeños colectivos. Paul Frank se suma a esta historia de grandes triunfos con un comienzo, en 1995, en un garaje del sur de California. En este entorno de modesto negocio, nace Julius (el monito que es imagen de la marca) y toda su pandilla.

Sin previo aviso, hija del boca oreja, la marca, con sus creaciones de brillantes materiales y colores, va ganándose el cariño del público. A partir de ese momento, todo va rodado y son muchos los famosos que se proclaman fans de Paul Frank. Desde cintas para las guitarras de los White Stripes, camisetas edición limitada para el festival de Coachella, apariciones en películas como Austin Powers, los Ángeles de Charlie o American Pie hasta moda y complementos que lucen cantantes y grupos como Hilary Duff, Avril Lavigne, The Shins o Bad Religion.

¿Un golpe de suerte? No lo creemos. El espíritu basado en la diversión que impregna todos sus productos, sus continuas colaboraciones en todos los ámbitos y sus influencias (nada superficiales: entre otros, se declaran seguidores del trabajo de los Eames, de Frank Lloyd Wright, de Apple, de Sanrio (creadores de Kitty)y de Walt Disney) parecen ser el secreto de su éxito.

Technorati Profile

Comparte

Sobre la autora
Carla

CarlaSoy Carla de Privalia. Escribo en este blog desde 2015 y estoy aquí para hablaros de moda real, de trucazos para sacar partido a nuestro estilo y para ayudaros a cazar tendencias al mejor precio.

Deja tu comentario