Privalia

¡Nuestro ganador viaja a la plantación Privalia en Perú!

por Carla (23 marzo 2011)

¿Os acordáis de la campaña «Plantemos un bosque junt@s» que realizamos en colaboración con Acció Natura? Gracias a tod@s l@s que participamos conseguimos plantar más de 10.000 árboles, pero aún hay más. Francesc, que fue nuestro ganador del sorteo del viaje a Perú para visitar la plantación Privalia, viajó el pasado mes hasta el corazón de Cusco y nos ha mandado una cartita contándonoslo todo. Así, que como él es el protagonista de esta historía de amor a nuestro planeta os dejamos con sus palabras:) ¡Gracias Francesc!

«El pasado 24 de febrero visitamos ECOAN (Asociación de Ecosistemas Andinos), la ONG encargada de la reforestación alrededor de los humedales. Efraín Samochuallpa, el responsable de la organización juntamente con Anahí y Goyo, sus colaboradores, nos acompañaron durante medio día para explicarnos en qué consiste su trabajo y lo mucho que significa para ellos la aportación de Privalia en la última campaña de reforestación realizada.


Lo primero fue presentarnos la espectacular imagen de los humedales, restos de lo que fue el gran lago (hace millones de años) previo a la formación de lo que hoy es la ciudad de Cusco. Estos humedales son objeto de múltiples visitas de los bird watchers (observadores de aves), pues son un ecosistema único y específico para numerosas especies de aves endémicas y migratorias. Además, en lo referente al tema cultural, los humedales se hallan rodeados de ruinas de la cultura pre-inca huari y de ruinas incas.

Tuvimos después una reunión con el Gerente de la Municipalidad de Lucre, el señor Mario Obamdo. Este pueblo está directamente implicado en la reforestación, ¿por qué? Para empezar, porque son algunos de los habitantes los que realizan los trabajos de plantación en los cerros, porque es el ayuntamiento el que se encarga de cuidar los plantones antes de proceder a la plantación y, finalmente porque ellos necesitan que los cerros estén forestados, que las raíces de los árboles sujeten las tierras y éstas no se vayan en la época de lluvias. Los derrumbes provocados por las lluvias hacen que por una parte los sedimentos de las montañas vayan a parar al fondo de los humedales (en 10 años la profundidad del lago ha pasado de 12 a 8 metros), reduciendo su capacidad de absorción de agua y aumentando las posibilidades de desbordamiento, y por otra parte el agua se lleva por delante todo lo que encuentra, llevándose demasiadas veces casas del propio pueblo, con la contaminación y destrucción que esto conlleva para el propio entorno.


Así pues nos encontramos que la reforestación no solamente tiene una función de respeto por la naturaleza, sino que la reforestación es el principio de un círculo en el que entran en juego varias partes; económicas, sociales, culturales y naturales. La concienciación de la población es un factor muy importante para que el trabajo sea exitoso. El trabajo de ECOAN no es fácil, los resultados son muy y muy lentos, tanto con la población (empobrecida) como en el crecimiento de los árboles.

La última reforestación que se ha realizado gracias a Privalia ha sido hace un mes en la zona de Anchibamba, también en la Municipalidad de Lucre. Las especies con las que se trabaja son principalmente el molle, un arbusto autóctono que puede llegar hasta los 3 o 4 metros en unos 10 años aproximadamente. El molle tiene unas raíces fasciculadas que permiten mejor amarrar el suelo para así evitar que los cerros, una vez superados por el agua lleguen a inundar y destrozar los pueblos.


Esta reforestación ha sido un tanto especial porque ha sido la primera en que se ha podido utilizar de forma general el hidrogel, una especie de gel que se mezcla con la tierra donde se planta el árbol que permite acumular el agua de la época de lluvias para que en la época de seca el porcentaje de plantas supervivientes sea más alto, llegando al 60% de supervivencia en comparación con el 40% sin el gel. La lucha es difícil en contra de las inclemencias del tiempo, de la fauna del lugar y del propio ganado, pero merece la pena, el desarrollo de una comunidad depende de ello.

Nosotros como observadores directos hemos tenido la suerte de poder conocer el trabajo de ECOAN de cerca y de poder certificar que la aportación de Privalia junto a AccióNatura es primordial para que este trabajo de sus frutos. La unión de trabajos, deseos e ilusiones conjuntas son las únicas fuerzas que permitirán a nuestros hijos disfrutar mutuos mundos, que al final es pues, un solo mundo.

Gracias,

Franc Callau y Cecília Pallarés. Cusco, Febrero de 2011«


Comparte

Sobre la autora
Carla

CarlaSoy Carla de Privalia. Escribo en este blog desde 2015 y estoy aquí para hablaros de moda real, de trucazos para sacar partido a nuestro estilo y para ayudaros a cazar tendencias al mejor precio.

Deja tu comentario