Sorteos

¡Probamos el #FlashDay de Dietox! Descubre nuestra experiencia

por Carla (7 junio 2017)

Después de una época en la que has ido con prisas, comido cualquier cosa (normalmente poco saludable y pobre en nutrientes) y no has seguido una rutina estable, el cuerpo te pide un apaga y reinicia. Y esto significa que necesitas desintoxicarte, o lo que es lo mismo, un Momento Dietox.

Porque seamos realistas, pasarte todo un día a base de ensalada y té verde no sólo no es saludable sino que además solo conseguirás pasar hambre y sufrir el efecto yoyó después.

Si buscas guardarte un día para desintoxicar tu cuerpo y poner el contador a cero, debes ponerte en manos expertas. Yo he probado el Plan Dietox de un día, ¡sigue leyendo para conocer mi experiencia!

El pedido

Los envíos de Dietox son realmente rápidos, y recibir la caja con el plan completo ya es de por sí una experiencia. Los zumos se envían dentro de una caja isotérmica con hielo, ¡llegan fresquísimos! Una vez lo recibo los meto rápidamente en la nevera, y tengo hasta 7 días para consumirlos. Hay dos formatos de tamaño: grande (500ml) y pequeño (300ml) y cada uno de ellos está específicamente creado para tomarse por orden y a unas determinadas horas del día.

¡Buenos días!

Son las 07:30h y comienzo, como no puede ser de otra manera, con la comida más importante del día: el desayuno. La verdad es que no suelo tener mucha hambre por las mañanas, pero la combinación de ingredientes y lo fresquito que está hace que beberlo sea muy agradable, sentí que mi cuerpo se despertaba y que mi mente estaba más despejada.

El zumo número 1 contiene agua, pera, manzana, espinacas, pepino, limón, té verde, matcha y vitamina A.

Pausa para el té

Aunque estemos en nuestro día Dietox, podemos beber agua con normalidad y tomar té e infusiones si nos apetece. Son las 10h y mi cuerpo está totalmente despierto, ¡el hambre empieza a apretar y tengo ganas de probar el zumo número 2! Tiene un sabor riquísimo a plátano y además contiene zanahoria, calabacín, remolacha, quinoa, kale, guaraná y vitamina B12.

¡Hora de comer!

Es la hora de la comida y tengo ganas de hincarle el diente al licuado número 3. Si te gusta el gazpacho, te va a volver loco. ¡A mí me ha parecido riquísimo! Lleva tomate, pimiento rojo, pepino, vinagre, quinoa, limón, aceite de oliva, ajo y sal.

Para mí la comida es un momento muy importante, me lo tomo como break para desconectar del trabajo y relajarme.  Dietox aconseja disfrutar de cada zumo y no tardar menos de media hora en acabarlo. Yo con éste me he recreado y lo he hecho durar casi una hora.

¿Sabéis esa sensación de pesadez y sueño que solemos tener después de comer? Pues a mí no me ha pasado, me siento ligera y despejada, así que continúo mi día.

La hora débil

Si hay una hora del día en la que la tentación me acecha es la de la merienda. Por suerte le tocaba el turno al zumo número 4 que puedo decir que ha sido mi favorito. Lleva leche de almendra, plátano, frambuesa, arándanos, remolacha, açai y vitamina B2. Está súper bueno y tiene un sabor dulce que aleja los malos pensamientos de mi cabeza y mi estómago.

¡Por fin en casa!

Ya queda poco para que finalice el día pero lo cierto es que no me noto tan cansada como en otras ocasiones. Como suelo hacer cada día, doy un paseo de media hora hasta llegar a casa. Dietox recomienda hacer ejercicio bajo o moderado si es lo que hacemos de forma habitual. El gimnasio mejor lo dejo para mañana. Le toca al turno al zumo número 5, que es como una sopita fresca y lleva, entre otras cosas, calabacín, manzana, espinacas, apio, harina de garbanzo y arroz integral.

Y antes de irme a dormir…

¡Creía que era la única a la que le pasaba! Pero a mucha gente le gusta comer algo de chocolate antes de irse a dormir. Los de Dietox han pensado en ello y por eso han incluido cacao puro en el último zumo del día, que también lleva plátano, leche de almendra, manzana, maca y canela.

Conclusiones

Para mí ha resultado una experiencia mucho más fácil de lo que había imaginado. No he pasado hambre, he disfrutado de cada licuado sin sentirlos repetitivos y me he notado ligera pero con las pilas cargadas. Sí es verdad que depuras el cuerpo, porque vas al baño mucho más a menudo de lo habitual pero en ningún momento he sentido debilidad o que no iba a poder llegar a cumplir con el plan.

Lo recomiendo mucho para hacerlo de vez en cuando, cuando tu cuerpo te lo pida, y siempre intentando llevar una vida saludable. No vale eso de comer fatal toda la semana y hacer el plan un día, notaréis más los resultados si intentáis llevar una vida Dietox los 365 días de año.

Y oye, esto de no cocinar ni lavar los platos en todo el día tampoco está  nada mal…

¿Qué me decís vosotros? ¿Tenéis ganar de probarlo? Pronto en Privalia vamos a tener campaña de Dietox donde podréis adquirir cupones que podréis canjear por lotes en la tienda oficial de Dietox.

¡Además habrá un sorteo en Instagram en el que regalaremos 3 lotes de un día!

¡Gracias y suerte!

Comparte

Sobre la autora
Carla

CarlaSoy Carla de Privalia. Escribo en este blog desde 2015 y estoy aquí para hablaros de moda real, de trucazos para sacar partido a nuestro estilo y para ayudaros a cazar tendencias al mejor precio.

Deja tu comentario