Tendencias

Puesta a punto para recibir al verano

por Carla (26 mayo 2009)

El verano está a la vuelta de la esquina. De pronto, el gimnasio triplica número de socios y llegar a la cinta antes que el otro se convierte en una lucha digna del National Geographic.

Nadie quiere quedarse atrás, pero ¡stop! Tomémonos un par de minutos y hagamos un plan.

1. Perder peso de golpe no es bueno. Lo que rápido se pierde, rápido se recupera. Además, el mal humor que acompaña a las dietas milagro y la posterior invasión de estrías, no es para nada un buen resultado. Lo mejor: combinar sesiones de deporte de forma equilibrada e intentar marcarse objetivos razonables para cada semana. Una buena idea es mantener un diario de aquello que comemos cada día. Es una forma inteligente de hacernos conscientes de nuestros hábitos e ir mejorando la dieta poco a poco.

2. Morena sí, pero sin riesgos. Cada año, nos lo repiten “cuidado con el sol”, pero, llegado el momento, la tentación de broncearse rápidamente es más fuerte y no se utiliza la protección necesaria. Luego, llegan las manchas, las quemaduras y el consecuente arrepentimiento. Por eso, para prepararse es bueno seguir unos pasos muy sencillos. Primero, realiza un peeling facial y corporal para eliminar las células muertas (puedes hacerlo con azúcar y crema de almendras); luego regálate una abundante hidratación de la piel y por último súmate a una alimentación muy beneficiosa. Tus imprescindibles: zanahoria, tomate, brócoli, pimientos y coliflor (para potenciar el bronceado); albaricoque, melón, pescado, legumbres y mucha agua (para mantener la piel hidratada) y kiwi, naranja, limón y mandarina (para proteger nuestras células del envejecimiento solar). Eso y, por supuesto, una buena protección solar. A ser posible una “oil free” para evitar los molestos granitos.

3. Pelo Sirena sin efecto estropajo. El sol reseca el pelo muchísimo, así que si no queremos acabar con una fregona por cabeza, vale la pena dedicarle un par de segundos a nuestra cabellera. Basta con un protector solar en spray o gel para evitar que los rubios tomen tonos verdosos o los caobas matices dudosos. Cambiemos el efecto “pelo frito” por unas ondas bien hidratadas.

Desde aquí nuestra plan en tres pasos. Ahora os toca a vosotros compartir vuestros trucos.

Comparte

Sobre la autora
Carla

CarlaSoy Carla de Privalia. Escribo en este blog desde 2015 y estoy aquí para hablaros de moda real, de trucazos para sacar partido a nuestro estilo y para ayudaros a cazar tendencias al mejor precio.

Deja tu comentario