Privalia

Vino Pape Clément, un placer divino

por Carla (28 abril 2009)

El mundo del vino y la Iglesia han caminado juntos desde tiempos inmemoriales. Por ejemplo, es conocido que los monjes del Císter o de las Abadías de Cluny y Cîteaux tuvieron mucha importancia a la hora de expandir e implantar el vino de Borgoña en muchos otros lugares. Sin embargo, la relación del Vaticano con el vino aún es un terreno poco explorado que guarda grandes secretos.

Estos delicados vinos del Prelado del Papa Clemente también esconden una curiosa historia. Corría el año 1300, cuando Bertrand de Got, arzobispo de Burdeos, compró un terreno y plantó viñas cerca de su ciudad. Cuando en 1306 fue escogido Papa y cambió su nombre al de Clemente V, las relaciones entre el rey de Francia, Felipe el Hermoso, y el Vaticano no atravesaban su mejor momento. Entonces, Clemente V decidió instalar su corte papal en Francia, en la ciudad de Aviñón. No sabemos si fue casualidad o deseo ex profeso del nuevo Papa, pero la nueva ubicación estaba situada en las proximidades de lo que después sería el Châteauneuf-du-Pape. Además, tras ser eligido pontífice decidió donar todas sus propiedades y terrenos a su sucesor, el nuevo arzobispo de Burdeos. Hoy en día, ese viñedo es conocido como la viña de Pape-Clément y está considerado uno de los châteaux más reputados de Pessac-Léognan.

Comparte

Sobre la autora
Carla

CarlaSoy Carla de Privalia. Escribo en este blog desde 2015 y estoy aquí para hablaros de moda real, de trucazos para sacar partido a nuestro estilo y para ayudaros a cazar tendencias al mejor precio.

Deja tu comentario